sábado 2 de marzo
de 2024

Protesta del personal del Departamento de Inclusión Social

PICHU1A

Por la falta de respuestas a los persistentes reclamos del personal, sobre pésimas condiciones edilicias y laborales, la Asociación Trabajadores del Estado comenzó con asambleas permanentes en el Departamento de Inclusión Social (exDirección de Discapacidad), área dependiente del Ministerio de Desarrollo Social. Denuncian además presuntas irregularidades en el funcionamiento de las combis para el traslado de personas con discapacidad motriz.

Victor Reina, delegado del Departamento de Inclusión Social, dijo que “desde diciembre que notificamos a la jefatura de las pésimas condiciones edilicias”, en las oficinas que están ubicadas en calle Prefectura Naval al 300, en Río Grande. Uno de los hechos que preocupó al personal es que en dos oportunidades explotó un calefactor. “Se hicieron los mantenimientos mínimos, pero los problemas no se solucionan”, dijo Reina.

El representante de los trabajadores, sostuvo que “queremos saber si están encuadradas en lo legal y reúnen las condiciones de seguridad, nuestra herramienta de trabajo, que son las combis para el traslado de las personas con incapacidad motriz”; al advertir que las rampas no estarían homologadas, como tampoco llevar las sillas de ruedas atadas con arneses.

Sabemos que la Revisión Técnica Obligatoria (RTO), nos aprueba las butacas que vienen de fábrica, pero nada han dicho respecto al traslado de las sillas de ruedas atadas. En esto queremos saber si no es irregular y en caso de no serlo, que se regularice porque implica la responsabilidad de los compañeros que son chóferes” dijo Reina, quien además puntualizó que “quienes trabajan como chóferes no están reconocidos como tales y están encuadrados como PAYT y como POMYS”.

Cabe puntualizar que las dos combis que estarían en condición irregular, son aquellas que fueron aportadas por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, costeadas con los fondos que se recaudan por el impuesto al cheque y cuya compra fue tramitada en un expediente que estuvo cajoneado en el Gobierno por casi un año y recién se aceleró cuando se radicó una denuncia penal sobre el caso. Asimismo, el personal del Departamento de Inclusión Social, informó que hay una tercera combi, estacionada hace más de un año frente al edificio de Prefectura Naval, inutilizada porque no se le realizan los trabajos de mecánica que hacen falta para ponerla en condiciones.