viernes 19 de julio
de 2024

Molina negó problemas con las vacantes para el ciclo lectivo 2016

molina

La Ministra de Educación Sandra Molina desmintió que no se dispongan de suficientes vacantes para el Ciclo Lectivo 2016. Consideró imprudentes las declaraciones anticipadas vertidas por la Supervisora General teniendo en cuenta que las inscripciones abiertas recién comenzarán a mediados de este mes de octubre.

En declaraciones a Radio Nacional Ushuaia, la titular de la cartera educativa trasmitió tranquilidad a la comunidad asegurando que no habrá chicos sin escolarizar mientras que recordó que en esta época siempre se genera este interrogante.

Del mismo modo, Molina explicó que “tenemos dos escuelas en zonas de mucho crecimiento poblacional de la ciudad de Río Grande, la N° 44 de Margen Sur y la N° 42 de Chacra XIII que son muy demandadas y en donde se da la situación particular de tener que destinar la sala de informática o de laboratorio para dar respuesta a la necesidad de los barrios que están alejados del núcleo urbano, pero está gestionada la ampliación de ésta última y para el año 2016 se espera poder inaugurar la nueva primaria de Chacra XI que es una zona cercana y que aliviaría la situación de la Escuela 42”.

Respecto a la situación real de las vacantes, la titular de la cartera educativa explicó que los establecimientos educativos tienen un proceso de inscripción interna, es decir que, primero inscriben a los hermanos de los niños que asisten a dicha escuela, luego se solicitan los pases a otras instituciones y luego se abre la inscripción general. “Recién en marzo cuando ya se produjeron todos los movimientos migratorios internos y externos, ahí realmente tenemos la situación de real de las vacantes” aclaró la funcionaria.

“Tenemos escuelas, en algunos puntos de la ciudad, que tienen menos de veinte chicos en el aula, que los padres prefieran determinadas escuelas no quiere decir que no haya vacantes para todos los alumnos” aseguró Molina.

En este sentido, la Ministra consideró “imprudentes y anticipadas” las declaraciones vertidas por la Supervisora General, las cuales “generaron una preocupación innecesaria; es verdad que las construcciones o ampliaciones son más lentas que la dinámica que tiene el sistema educativo, pero ahora es muy imprudente decir que no vamos a tener aulas cuando aun no existen certezas” finalizó.