viernes 21 de junio
de 2024

Melella nombró un representante y rompió con la mayoría sindical

melella

El Intendente de Río Grande nombró a Gustavo Grech como representante municipal en el Directorio estableciendo la posibilidad de un empate en las decisiones del organismo y otorgándole la posibilidad a la Presidencia del doble voto. “Siempre nos reclamaban un director y, bueno, ahí está nuestra voz en el IPAUSS”, dijo Gustavo Melella.

En las últimas decisiones se imponían los cuatro votos de Gustavo García, Fabián Recabal, Néstor Ledesma y Norma Mansilla –representante del Municipio de Ushuaia-; y por la minoría quedaban las representantes de los pasivos Margarita Gallardo y Magdalena Pincol, junto con la presidenta Ana Villanueva.

La incorporación de Gustavo Grech determina un golpe de timón en las definiciones de aquí en adelante y un equilibrio de fuerzas en la representación del Directorio.

El Intendente además confesó estar “cansado de las idas y vueltas” y dijo que tras comunicarse con la presidenta Ana Villanueva “confirmó que el día jueves estarán acá en la ciudad de Río Grande. Nosotros queremos definir de una vez por todas el plan de pagos, porque hemos ido más de diez veces y esto cansa”.

De esta manera Melella rechazó la citación del sector sindical del Directorio que pretendió llevarlo a Ushuaia este miércoles o el viernes. “Siempre hay una excusa, así que el jueves vamos a presentar la propuesta y espero que sea por última vez, para acordarla”, enfatizó.

Melella señaló que en Río Grande estarán “todos nuestros equipos técnicos, el área de Finanzas, la parte contable, el área jurídica, para salir de cualquier duda”, al tiempo que cuestionó la convocatoria paralela que surgió, firmada por el Directorio y Horacio Catena.

Se preguntó asi si el dirigente “es Director, porque tal vez lo desconozco. Es como si hiciera firmar a algún referente barrial un acta nuestra. Hay una realidad institucional y directores que fueron elegidos como tales, como fue elegido el Intendente”, planteó.

En cuanto a la deuda a pagar, mediante un plan de pago que apuesta a conciliar el jueves, dijo que hay parte anterior a la gestión y parte de la actual, por un total de “49 millones de pesos. Después hay una discusión muy grande donde ellos reclaman 197 millones de pesos de intereses, que son leoninos. Son de un convenio del año 2003 y yo no voy a pagar a nadie intereses que vayan en contra de la ciudad y el bien común. Esos intereses los tenemos que pelear. La justicia el año pasado, en octubre, dijo que esos intereses no corresponden y hay una sentencia judicial”.

“Esos intereses salen del bolsillo de los vecinos de Río Grande y tengo que defender los fondos nuestros. No puedo mirar nada más que el sector de la administración pública”, dijo, y aseguró que esta deuda “la puede pagar” y que “hace más de diez meses venimos pidiendo un plan de pago”.

“El capital de 49 millones lo queremos pagar, hemos ido al IPAUSS y parece que algunos no quieren cobrar, porque se les acaba la cantinela de la deuda. Porque cuando se acabe esa cantinela, ahí viene la reforma y no la quieren tratar. Esa es la realidad”, sentenció.