sábado 13 de abril
de 2024

La Justicia le da la espalda al reclamo para frenar la violencia de género

ni una menos1

A escasas 24 horas de un reclamo protagonizado por integrantes del movimiento colectivo “Ni Una Menos”, que presentó petitorios ante autoridades Provinciales, Legislativas y del Poder Judicial para frenar los delitos que tienen a mujeres como víctimas; en Río Grande, la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones ordenó liberar a un joven que está acusado de violencia de género. La víctima ahora debe vivir con custodia.

El Sureño publica en su edición de hoy que los Jueces ordenaron la excarcelación de Andrés Garay Schon ante un pedido de su defensor y el consentimiento del fiscal Jorge Daniel López Oribe. El acusado estaba detenido por “desobediencia de un mandato judicial” cuando el 3 de julio pasado acosó a su ex pareja, Carina Torres, desoyendo una prohibición de acercamiento.

Lo curioso del caso, es que la polémica medida judicial se conocer a escasas horas que un grupo de mujeres se movilizara para pedir que las autoridades hagan esfuerzos para adecuar las herramientas legales, de manera de erradicar la violencia de género, luego de los dos hechos que ocurrieron en la Provincia, en enero y julio, con víctimas que fueron ultimadas y descuartizadas.

En la publicación se consigna que Gabriela, hermana de la víctima, señaló en declaraciones al programa radial “La Mañana Líder” que “es una persona peligrosa, porque de hecho desde la cárcel llamaba por celular, todos los días íbamos al juzgado, tenemos los audios de sus llamados a celular”, con lo cual dejó en evidencia la ausencia de controles dentro del Servicio Penitenciario.

La nota de El Sureño sostiene que la víctima ahora cuenta en su residencia con una consigna policial permanente e incluso, en una situación que resulta por demás llamativa, a la joven se le facilitó la herramienta del “botón antipánico”; precisamente uno de los reclamos que presentaron las integrantes del colectivo “Ni Una Menos”.