viernes 19 de julio
de 2024

Enérgico repudio del gobierno a la decisión de renombrar al Lago Acigami como Lago Roca

tapa2

La ministra de Bienestar Ciudadano y Justicia, Adriana Chapperón,  en nombre del Gobierno de la povincia mostró el rechazo y repudio a ésta polémica determinación del Gobierno nacional que, entre otras cosas, viola la Ley Provincial 180.

Cabe recordar que la Ley 180 fue sancionada en 1994 con el objetivo de “devolver oficialmente los nombres otorgados por los aborígenes fueguinos a cada uno de los puntos y lugares de la geografía provincial”, rindiendo así reconocimiento y respeto a los primeros habitantes de esta tierra.

Chapperón lamentó “esta redenominación impuesta de manera inconsulta ni consentida por parte del Gobierno Nacional”, a la vez que recordó que “el Lago Acigami fue nombrado así para resaltar el impacto que sufrieron los pueblos indígenas de la Patagonia a raíz de la mal llamada ‘Campaña al Desierto’, ocurrida en nuestro país a fines del Siglo XIX”.

La funcionaria opinó que estamos ante “un grave retroceso en las cuestiones de reparación y reconocimiento de derechos enmarca una correspondencia nefasta para el destino de nuestro país, como lo fue la denominada campaña al desierto”.

Chapperon solicitó que “se dé cumplimiento a las normativas y reglamentaciones vigentes que fueron formuladas para evitar este tipo de avasallamiento”. “Desde 2012, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, de manera conjunta con los pueblos indígenas, y de conformidad a la Ley provincial 80, modificaron su denominación en lengua Yagan como “Acigami”, contando en este caso con la participación efectiva de los pueblos indígenas”.

La Ministra dijo que “el Gobierno nacional debería escuchar a las provincias, no tenemos conflicto territoriales con los pueblos originarios, por el contario trabajamos permanentemente con sus descendientes, además con declaraciones de funcionarios nacionales queda demostrado que tampoco saben qué pueblos originarios habitan Tierra del Fuego”. 

“Estamos ante una falta de respeto a nuestros pueblos originarios, un desprecio a su herencia, y un nuevo avasallamiento a nuestra provincia, como Estado soberano, como Estado que resguarda y protege su historia”, subrayó Chapperón.

Por último, la Ministra de Bienestar Ciudadano y Justicia apeló “al cese de los discursos de odio” y convocó “a la paz social, a la tolerancia cero frente a estos hechos y al respeto por una Argentina pluricultural, en efectivo cumplimiento de los derechos humanos, tratados internacionales, convenciones y a la Constitución Nacional”.