lunes 15 de julio
de 2024

Con especialistas, diputados profundizaron el debate sobre ciberapuestas y ludopatía

Screenshot

La Cámara de Diputados reanudó este miércoles la discusión en comisiones de los proyectos de ley que hacen eje en la prevención de la ludopatía y las ciberapuestas, una mancha venenosa que se expande especialmente entre los adolescentes.

Esta “pandemia silenciosa”, como la había definido en una reunión previa el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat proteño, Gabriel Mraida, se disemina más y más a medida que van penetrando en públicos juveniles las plataformas de apuestas con su bombardeo publicitario permanente.

Los anuncios publicitarios están en todas partes: en la vía pública, en las redes sociales y medios de comunicación tradicionales, legitimadas por “influencers”, deportistas y periodistas formadores de opinión pública.

En el mundo del fútbol en particular, este negocio de las apuestas por dinero mueve millones y se publicita en la cartelería de estadios, en la indumentaria de los equipos, en los cortes comerciales de las estrellas de la pelota, en las transmisiones de los partidos.

Los efectos de las apuestas adictivas en adolescentes son alarmantes: aislamiento social y apatía, desconexión de la realidad y perjuicios económicos para las familias.

Conscientes de la gravedad que significa este consumo problemático, al cual muchas veces se lo relativiza o no se lo mide con la misma vara que a otras adicciones, diputados nacionales de distintos signos políticos pusieron manos a la obra y elaboraron distintos proyectos de ley que abarcan distintas aristas.

Estas son la restricción o prohibición de las publicidades, la regulación de sus contenidos para evitar que referentes de la cultura y del deporte sean propagadores, implementación de patrones de uso responsable por parte de las plataformas con alertas de tiempo de uso y dinero apostado, restricción de los medios de pago, y sistemas biométricos de identificación para impedir el acceso de menores de edad.

No la tendrán fácil: el lobby de las empresas y de todos los actores que participan del negocio de las apuestas está al acecho y hará todo lo posible para trabar el avance de iniciativas que van en detrimento de sus intereses económicos.

El debate

El subsecretario de Prevención de Adicciones de la provincia de Misiones, Roberto Padilla, sostuvo que “como sociedad debemos trabajar en conjunto para sensibilizar sobre los riesgos del juego online, brindar apoyo a quienes se encuentran afectados por la ludopatía digital y establecer acciones preventivas”.

El funcionario advirtió que existe una sobredosis de exposición a pantallas de dispositivos, con estímulos constantes que propician la ludopatía.

“Como sociedad debemos reconocer la gravedad de este trastorno y trabajar en conjunto para prevenir, identificar y tratar la neuropatía de manera efectiva. La prevención y el acceso a tratamiento especializado y el apoyo a quienes se ven afectados por esta enfermedad son pasos cruciales que sin lugar a dudas tenemos que dar”, manifestó.

En ese sentido, llamó a “llevar adelante campañas de concientización sobre los riesgos de la neuropatía especialmente dirigidas a jóvenes y adolescentes”, y también a “fortalecer el trabajo de los servicios de asesoramiento y tratamiento para que las personas que ya padecen este problema”.

Por su parte, el director de Normativa y Enlace Judicial del Ministerio de Seguridad, Fernando Soto, reclamó que los proyectos incorporen también una modificación del Código Penal para configurar el delito de defraudación a través de medios o sistemas electrónicos a personas menores de edad o incapaces.

En este sentido, ponderó la propuesta de la diputada nacional del PRO Silvana Giudici que prevé sanciones penales.

“La ventaja también que esté en la legislación penal es que una investigación penal, pese a lo lenta que es en general la Justicia Penal, puede tener medidas mucho más rápidas que la Justicia Civil, que la justicia de Familia. Mucho más efectivas inclusive”, analizó el funcionario.

“Es importante que la justicia penal intervenga aunque no dé una prisión efectiva a cumplir, sino que tome medidas cautelares y se pueda identificar rápidamente a los autores. De modo que esto viene a cubrir un vacío de una actualización necesaria de la legislación”, finalizó.