sábado 2 de marzo
de 2024

Quejas por incumplimiento de Ordenanza para el control de perros sueltos

DSC_0005

Integrantes de la comisión directiva de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, recibieron en la sede de la Oveja Negra al presidente del Concejo Deliberante, Alejandro Nogar y al concejal del Partido Verde, Rául von der Thusen; para analizar el problema de los perros asilvestrados.

Al término de la reunión Von der Thusen se quejó de la falta de cumplimiento del Municipio de normativas que están vigentes para el control de la población canina en la ciudad.

El Concejal dijo que “a mi entender no se están cumpliendo las metas que fueron aprobadas por este Concejo en el año 2016, en el proyecto impulsado por la concejal (Laura) Colazo, donde se planteó que entre el 2016 al 2021 se pueda llegar a controlar la producción canina que hoy existe en la ciudad”

Agregó que “esto se ha salido de las manos”, dijo el edil del partido Verde, explicando que “no solo no se ha reducido la población canina, sino que tampoco se ha podido contener” la existente, lo que significa que “el Municipio no está cumpliendo con la normativa vigente para poder hacer este control”.

Además, criticó que desde el Municipio se le exija al vecino el tener que pagar el chipeado del animal al momento de tener que ser castrado, subrayando que “esa medida termina siendo más una recaudación, que un verdadero control de la población canina”. Al respecto, indicó que presentó un proyecto para que se suspenda esa exigencia, por un plazo de 90 días.

Raúl von der Thusen también especificó algunas estadísticas respecto a la cantidad de animales sueltos, indicando que en la zona rural la población llegaría a los doce mil animales y en la ciudad los 45 mil canes.

Por último, el edil del bloque del Partido Verde dijo que impulsará un pedido de informes al Departamento Ejecutivo Municipal “para ver de qué manera están aplicando las herramientas que les bridamos desde el Concejo, a través de la ordenanza del 2016, para ver si se va cumpliendo o no la meta establecida”.

 

Desde el campo

El titular de la Sociedad Rural, Fernando Gliubich, dijo que “seguimos, no con preocupación, pero si con atención, como se viene dirimiendo la problemática de los perros sueltos en la ciudad de Río Grande”.

Sostuvo que “es evidente que a raíz de la cantidad de perros sueltos en la ciudad, y con los índices que siguen afectando tanto a la población como a la producción primaria en la provincia, no digo que no está bien lo que se está haciendo, pero es evidente que no es suficiente”

Gliubich concluyó diciendo que “sabemos que hay algunas normativas a las que no se les está dando cumplimiento, por lo tanto la idea es tratar de mantener una reunión con el Ejecutivo Municipal, acercarnos y ponernos a disposición”.

El presidente de la entidad que nuclea a los estancieros, estuvo acompañado por otros dos integrantes de la comisión directiva de la Asociación: Silvia Martínez y Sebastián Cabezas.