viernes 19 de julio
de 2024

No se cumple con el goteo diario pero se normaliza el envío de fondos

finanzas

Si bien se perdió el “goteo diario” en la remisión de los fondos de coparticipación provincial a las Municipalidades, existe una normalización con el giro de dinero una o dos veces por semana, lo cual ha logrado oxigenar las arcas del Municipio para poder regularizar pagos con proveedores y servicios. Así lo indicó el secretario de Finanzas, Oscar Bahamonde, en un encuentro con Concejales.

El funcionario municipal dijo que la deuda que la Provincia tiene con la Municipalidad de Río Grande, en el atraso de la coparticipación, es de 80 millones de pesos. Este problema se generó por el conflicto que mantiene la unión de gremios estatales que durante casi 60 días impidieron el funcionamiento normal de la Casa de Gobierno.

En la actualidad, con los funcionarios que pudieron acceder a sus oficinas, se comenzó a normalizar el circuito financiero y de esa manera, la Provincia ha librado la transferencia de recursos de la coparticipación, no en forma diaria, pero si al menos dos veces por semana.

Oscar Bahamonde manifestó que la deuda por coparticipación “ronda alrededor de los 80 millones de pesos”, dijo, al tiempo que expuso que “tratamos de tener un dialogo a diario con el Ministro de Economía, de forma de ir viendo como viene la situación, y las posibilidades que tengan ellos de ir trabajando en la Casa de Gobierno, de forma que le permitan realizar liquidaciones y cancelar sus obligaciones con el Municipio”.

El funcionario municipal remarcó que la posibilidad de que los “funcionarios puedan ingresar a la Casa de Gobierno, permite que puedan ir liquidando algunos recursos provinciales y regalías que estaban más atrasados en el envío de los fondos ante la posibilidad de liquidar”.

Por último mantuvo que estamos en una situación “regular, cumpliendo con nuestras obligaciones en tiempo y forma, hemos perdido la posibilidad del goteo diario, y se ha transformado en transferencias de una o dos veces a la semana, pero esperando que la finalización del conflicto traiga una normalidad al envío de fondos”.