viernes 19 de julio
de 2024

La despedida de los Mirage se realizará el 28 de noviembre

mirage

Se realizará en la Brigada Aérea de Tandil, con una jornada abierta al público. Se hará un homenaje a estos aviones, símbolos de la aviación de guerra, que tienen 43 años de servicio, más de 131.000 horas de vuelo y una actuación destacada en Malvinas.

Los aviones Mirage, un ícono de la guerra de Malvinas, tendrán a fin de mes una despedida formal y solemne. El próximo sábado 28 de noviembre, en las instalaciones de la VI Brigada Aérea de Tandil, se realizará una ceremonia central de adiós a este Sistema de Armas, abierta al público.

Según informaron desde la Fuerza Aérea, el ingreso –libre y gratuito– será a partir de las 10 y se van a realizar pasajes y exhibiciones de distintos aviones, entre ellos, cinco aviones Mirage, cuatro Pampa, un Mi-17 y un Emparfa, en el lanzamiento de paracaidistas. También habrá charlas con pilotos y actuación de artistas locales.
A comienzos de septiembre de este año, en la Base Aérea Militar de Río Gallegos de Santa Cruz, el sistema Mirage tuvo su despedida operativa, luego de prestar 43 años de servicio ininterrumpido con más de 131.000 horas de vuelo y obtener los mayores lauros por su participación en la Batalla Aérea por las Islas Malvinas. El ejercicio fue calificado como “trascendente e histórico” por la Fuerza Aérea Argentina. En esa oportunidad, las aeronaves, procedentes de la VI Brigada Aérea de Tandil, realizaron misiones de adiestramiento en tácticas de combate aire-aire y de navegaciones tácticas aire-suelo.

La Fuerza Aérea Argentina adquirió estos aviones de combate de origen francés en la década del ‘70: el primer Mirage argentino llegó al país en septiembre de 1972 y su primer vuelo de tuvo lugar en enero de 1973. Pero, en los últimos años la mayoría de ellos no estuvo en condiciones de operar.

Estos aviones pueden alcanzar una velocidad máxima de 2.217 kilómetros por hora a 12.200 metros de altura. El Mirage III es considerado a nivel global como el avión de combate de mayor éxito producido en Europa Occidental y durante mucho tiempo, estos cazabombarderos e interceptores fueron calificados como la “columna vertebral de la defensa aérea” del país.

La semana pasada se dio a conocer oficialmente que la Argentina seleccionó al Kfir israelí como reemplazo de los aviones Mirage. Sin embargo, el contrato será puesto a disposición del próximo presidente. La propuesta –que fue consensuada por las autoridades de la Argentina y de Israel– plantea la transferencia, reacondicionamiento y modernización de 14 aviones Kfir, parte de ellos equipados con radares de barrido electrónico activo, sistema para compartir información entre unidades de la flota y el mantenimiento completo de la flota por cinco años. Si se concreta, la operación alcanzaría cerca de u$s 320 millones.

El ministerio de Defensa y la Fuerza Aérea Argentina habían comenzado una ronda de negociaciones en el año 2013 en la que se evaluaron los Mirage F1-M españoles, los Mirage 2000 y Mirage F1 franceses, el JF-17 chino/paquistaní, el F-16 estadounidense y el Kfir israelí.

El proceso de selección llevó a técnicos y militares argentinos a mantener negociaciones simultáneas con los distintos oferentes y a efectuar viajes a las casas matrices de cada una de las empresas para analizar las potencialidades de cada avión y las posibles condiciones de transferencias tecnológica.

“Nosotros venimos trabajando con el reemplazo de los Mirage desde el inicio de mi gestión como Ministro de Defensa y dimos un recorrido bastante importante; esta oferta de los israelíes que nos parece técnicamente la más cercana desde todo el punto de vista”, explicó el ministro de Defensa, Agustín Rossi.