lunes 24 de junio
de 2024

José Díaz no descarta que haya existido complicidad de “empleados infieles”

11935567_1135232176505306_3946161336101905058_n

Ante el robo de dos motos que se encontraban en el Corralón Municipal, el director General de Inspección General, José Díaz, dijo que no se descarta que el ilícito haya existido complicidad por parte de empleados infieles y que los más comprometidos en los hechos ocurridos “es el personal de Tránsito que tiene bajo su responsabilidad el cuidado de las unidades secuestradas”.

Díaz dijo que se han hecho todas las diligencias policiales y administrativas para determinar las responsabilidad y, al mismo tiempo, garantizó el servicio de resguardo de los bienes que por alguna infracción a las normas de tránsito en la ciudad son sacados de circulación de la vía pública.

Indicó que el hecho ocurrió el martes, “luego de un operativo que realizó personal de Servicios Especiales de la Policía que procedió al resguardo de varios moto vehículos, luego personal de Tránsito procedió al resguardo en un corralón que está especialmente diseñado” para tal fin.

El Director de Inspección General precisó que la sustracción de los rodados se produjo en momentos del cambio de serenos en el lugar. “Evidentemente hay alguien que conoce muy bien los movimientos, que pudo haber aportado el dato”, consideró.

Díaz señaló que “se dio intervención a la Comisaria Segunda, intervino Policía Científica, existen cámaras de seguridad por lo que trataremos de identificar al autor o los autores del hechos”.

Incluso sostuvo que “personal de obras pública ha iniciado la reparación del alambrado que rompieron cuando sacaron las motos y a la vez vamos a incrementar y mejorar la seguridad para que no vuelva a ocurrir, dado que a mediados de agosto nos habían sustraído unas autopartes de vehiculos que estaban en estado de abandono desde larga data, en el mismo lugar”, confirmó.