sábado 20 de abril
de 2024

El SUTEF levantó el paro: ¿Levantará el acampe en Río Grande?

carpa san martin

Para evitar que sigan los descuentos salariales durante las vacaciones, el SUTEF comunicó al Ministerio de Educación y al Ministerio de Trabajo, que levantó el paro por tiempo indeterminado. Sin embargo, el acampe en Río Grande, en plena avenida San Martín y Belgrano permanece, mientras el Gobierno dice que es una cuestión de la Municipalidad, pues tiene facultades para pedir el desalojo y no lo hace.

El SUTEF levantó el paro el primer día del inicio de las vacaciones de invierno y lo hizo asegurando que fue una decisión de asamblea. La medida la adoptó porque el Gobierno seguía en condiciones de descontar el salario a todos los docentes adheridos. De esta forma, al menos los días de receso, no podrá aplicar esa medida.

Lo que no levanta todavía el gremio docente es el acampe que existe en San Martín y Belgrano, el cual genera trastornos en el normal tránsito vehicular. Al respecto, desde el Gobierno dicen que quieren una “salida consensuada”, para evitar un desalojo por la fuerza pública como ocurrió en Ushuaia.

Es más, el ministro de Gobierno, Gastón Díaz, dijo que en materia de tránsito, es responsabilidad de la Municipalidad que la avenida San Martín sea desalojada. “Cuestiones que tienen que ver con el tránsito son asuntos del Municipio de Río Grande y ellos sabrán porqué permite que estas cuestiones que afectan al tránsito sigan” dijo el funcionario de Gobierno, agregando que “el Municipio tiene facultades de pedir el desalojo de esa zona”.

Cabe recordar que en Ushuaia, el acampe fue levantado por el Gobierno, con el uso de la Policía de la Provincia, en un operativo que se desplegó a fines de mayo. Pero en Río Grande “se espera lograr una salida consensuada”, la cual puede esperar todo el tiempo del mundo.

¿Los vecinos de Río Grande no se pueden sentir de segunda, respecto a los de Ushuaia?, fue la consulta obligada para el ministro Díaz, quien respondió: “Los vecinos de Río Grande no tiene que sentirse vecinos de segunda, porque en todo este conflicto lo han vivido en mejores condiciones de lo que se vivió en Ushuaia, donde estuvo muy complicado. Yo soy vecino de Río Grande y no voy a sentir que somos de segunda”.