lunes 22 de abril
de 2024

El municipio de río grande continúa dando respuesta a víctimas de violencia de género

INFORME VIOLENCIA

En el marco de políticas integrales del Municipio implementadas para abordar problemáticas sociales complejas, la Secretaria de Promoción Social, Prof. Gabriela Castillo subrayó que las situaciones de violencia de género “en el 95% de los casos involucran a mujeres u hombres con hijos, por lo que se convierten en una cuestión que involucra a toda la familia”.

En relación a la intervención en este tipo de casos y a pesar que el Municipio es un organismo subsidiario del Gobierno Provincial que tiene la responsabilidad institucional en esta temática, la Secretaria explicó que las víctimas de violencia se acercan a partir del llamado de la comisaría de familia ante una denuncia en el momento del conflicto, a través de Defensa Civil que da intervención a la guardia de emergencia social y a través de los trabajadores sociales o los centros de salud, contando así con cobertura las 24 horas para estas situaciones.

“Cada familia es un caso distinto”, indicó Castillo, y detalló que “en primer lugar se explica a la víctima la importancia de denunciar lo ocurrido en la policía. Si lo decide hacer se la acompaña a la comisaría a realizar esta denuncia y en caso de ser necesario al hospital para constatar las lesiones. Si decide no hacerlo, como ocurre con el 60% de los casos por diversos motivos que tienen que ver con temor o con una decisión individual, se procede lo necesario para la asistencia inmediata en ese primer momento”.

“Hay quienes solicitan un alojamiento por la noche para no volver a su casa, donde persiste el recuerdo de la situación de violencia, o se presta ayuda económica para el pago de un alquiler para que la familia violentada pueda reconstruir su vida en un nuevo lugar. También existen familias que solicitan retornar a su lugar de origen en otras provincias y se las ayuda con lo necesario”, reveló.

Según datos que constan en la Secretaría de Promoción Social del Municipio, en lo que va del año 5800 familias fueron asistidas por distintas situaciones desde el área de Promoción Familiar. Veinticinco de ellas requirieron apoyo por problemas relacionados específicamente a la violencia. El 80% solicitó hospedaje, 14% solicitó una vivienda social y un 7% fue asistida en su retorno a la provincia de origen.

Como dispositivo de abordaje de casos involucrados en situaciones de violencia de género o familiar, cada uno es evaluado particularmente por un trabajador social y se establecen en conjunto con las víctimas los pasos a seguir.

Estas familias reciben además asistencia alimentaria, leche, pañales, viandas de comida en los casos que se alojen en un hospedaje y se garantizan las condiciones básicas hasta tanto puedan solucionar su situación. Se les brinda también asesoramiento gratuito en cuestiones legales y se las acompaña a la defensoría pública para avanzar en los procedimientos judiciales.

En convenio con el Colegio de Abogados existen además horarios gratuitos en los barrios para que las familias puedan  consultar respecto de cualquier acción judicial en relación con la violencia de género o intrafamiliar, cuestiones de alimentos o problemáticas relacionadas. A esto se suma la atención psicológica gratuita e inmediata en los Centros Municipales de Salud.

La Secretaria Castillo evaluó que de esta manera “la primera instancia de contención de una víctima de violencia está cubierta desde el componente psicológico, desde el componente social, desde el componente económico y desde el componente legal, a lo que se agrega un trabajo en red con organizaciones de la sociedad civil para abordar la problemática integralmente, además de una línea de intervención con la persona violenta de manera complementaria a la intervención con la víctima”.

En paralelo, desde el Municipio se realizan acciones de fortalecimiento en los SUM barriales a través de espacios de discusión y concientización en distintas temáticas relacionadas a la mujer. Estos espacios continúan creciendo y diversificándose, con propuestas que incluyen más barrios y más vecinos

En este sentido, Castillo recordó que “hace unos días tuvimos la visita del equipo técnico del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con quienes realizamos una representación con títeres que nos permitió trabajar en prevención en contacto con los jóvenes y con la familia, en un espacio de encuentro”.

Se está interviniendo también en las escuelas a través del programa denominado “A Primera Voz”, impulsado desde el área de prevención de adicciones, donde no sólo se aborda esa temática sino además cuestiones psicosociales relacionadas a la reducción de los factores de riesgo. Se profundizan dimensiones vinculadas a la autoestima, al empoderamiento, al valor de la vida y al cuidado del cuerpo, con programas adaptados al nivel inicial, al nivel primario y al nivel secundario, además de un programa especial para embarazadas y para familias en su conjunto. Trabajar con los más pequeños y los jóvenes permite disminuir las situaciones de violencia en el futuro cuando sean adultos responsables.

Respecto a estas iniciativas, la funcionaria municipal recordó que “el año pasado comenzamos con algunas escuelas como prueba piloto. Este año el número de instituciones y la cantidad de cursos en cada escuela se amplió, y comenzaremos con otras en la segunda mitad del año. Nos reunimos también con el Ministerio de Educación de la Provincia y pusimos este programa a su disposición para implementarlo y poder formar a docentes y gabinetes de orientación psicosocial para que puedan trabajar en las aulas con un material de guías que ya están disponibles para su uso”.

Asimismo, en conjunto con el equipo del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación se congregó a un gran número de jóvenes que participaron de funciones de teatro, donde se expuso particularmente la violencia en el noviazgo, la violencia en la pareja, en la conformación de la familia y en la violencia intrafamiliar cuando hay hijos. El evento finalizó con un fructífero debate e intercambio respecto de estas situaciones.

También se organizó un taller de multiplicadores para que puedan trabajar con la herramienta de los títeres en otros ámbitos con una mirada desde lo social.

“Las acciones de Prevención son una línea de trabajo creciente en el campo de lo social”, dijo Castillo, y subrayó la importancia de tener información cuantificada, analizada profesionalmente y debidamente registrada respecto de los casos de violencia para poder diseñar políticas y dispositivos acordes a las necesidades reales de la ciudad.

En relación a la capacitación del personal municipal, la Secretaria informó que “hacia adentro hemos modificado la estructura, creando la figura de operadores sociales quienes están en distintos espacios de la Secretaría de Promoción Social, algunos en la atención de promoción familiar, otros en la atención del adulto mayor y de personas con discapacidad”.

“Estas personas junto con los trabajadores sociales están dentro de un programa de capacitación y de fortalecimiento permanente para el desempeño de su función, vinculada en algunos casos al trabajo en el territorio, en otros a la visibilización de la situación por la que atraviesa la familia. Esta capacitación incluye la discusión y problematización de cómo ponernos en el lugar del otro, como tener un correcto resguardo de la información y cómo abordar las cuestiones de género. Se trata de pensar a la familia en su realidad tomando en este recorrido una mirada transversal y de abordaje integral”, especificó.

Adicionalmente a los programas de intervención, asistencia y prevención, se utilizan desde el Municipio herramientas para la difusión de campañas de concientización respecto a la violencia de género, destinadas a actuar de disparadores para la discusión acerca de los valores y los derechos vulnerados en estas situaciones,

La Secretaria Gabriela Castillo recalcó finalmente que “la política que lleva adelante el Intendente Gustavo Melella en intervención social es de una mirada transversal”, puntualizando que “no solamente interviene personal de Promoción Social, sino que ante la necesidad de una reinserción laboral actúa la Oficina de Empleo, el área de Educación procede en caso que los adultos no hayan finalizado la escuela para que puedan hacerlo, el área de Adicciones hace hincapié en el fortalecimiento psicosocial de la familia, la Secretaría de la Producción brinda soporte a quienes decidan iniciar un emprendimiento productivo, es decir, hay un Municipio presente que asume la responsabilidad desde todas sus áreas para que las familias que atraviesan por situaciones de violencia puedan tener una asistencia acorde a su necesidad”.

Las personas que sean víctimas de violencia de género o violencia familiar, o aquellos que quieran denunciar casos de estas características se pueden dirigir a las Oficinas de Promoción Social ubicadas en Luis Py 152, ubicar a los trabajadores sociales que se desempeñan en los SUM Barriales o llamar al 103 (Defensa Civil), donde serán derivados a la guardia de emergencia social del Municipio de Río Grande.