ANTE EL MONUMENTO DEL GENERAL BELGRANO

El municipio acompañó el acto por el 203º aniversario del éxodo jujeño

ANTE EL MONUMENTO DEL GENERAL BELGRANO El municipio acompañó el acto por el 203º aniversario del éxodo jujeño

Este domingo al mediodía el Centro de Residentes Jujeños, acompañado por el Municipio de Río Grande, celebró el 203º aniversario del Éxodo Jujeño ante el monumento al General Belgrano ubicado en la calle homónima y Elcano. Hubo un importante acompañamiento de público incluido representantes del Centro de Veteranos de Guerra ‘Malvinas Argentinas’.

El acto fue encabezado por la Secretaria de Asuntos Sociales, profesora Gabriela Castillo y por el presidente de este Centro, Eugenio Quispe, acompañado por el vicepresidente Mario Paredes.

Ataviados con sus aperos tradicionales, los residentes jujeños y los abanderados rindieron homenaje al General Manuel Belgrano, gestor del Éxodo Jujeño, a quien las autoridades presentes junto a los veteranos de guerra, depositaron una ofrenda floral y además todos los presentes hicieron un minuto de silencio.

El acto comenzó con el izamiento del Pabellón nacional y, luego, las banderas de Tierra del Fuego y Jujuy simultáneamente, al son de la canción ‘Aurora’ tras lo cual, todos los presentes cantaron el Himno Nacional.

El Padre Daniel Schmidt, de la Parroquia Don Bosco, fue el encargado de la invocación religiosa. Durante el acto también se repuso la placa recordatoria colocada en abril pasado al cumplirse los 422 años de la fundación de San Salvador de Jujuy.

También los integrantes de este Centro ofrecieron chocolate y café caliente, además de facturas y masas y al terminar el acto, bailaron un tradicional Huaino.

La encargada de brindar palabras alusivas fue la joven Carolina Mamaní, quien hizo una breve reseña del Éxodo Jujeño, “que fue la retirada hacia Tucumán el 23 de agosto de 1812, ante el avance de las tropas realistas provenientes desde el Alto Perú”.

Agregó que esta acción, “fue emprendida por el Ejército del Norte comandado por el general Manuel Belgrano en la vanguardia y secundado por el Mayor General Estaquio Díaz Vélez en la retaguardia, y la población de San Salvador de Jujuy, que evacuó la ciudad completa y sus campos”.

“El Ejército español continuaba su avance hacia el sur, con cerca de tres mil soldados comandados por Pío Tristán, ante lo cual Belgrano dictó un bando –el 29 de julio de 1812- dirigido a todo el pueblo de Jujuy, disponiendo la retirada”, relató la joven.

En el mismo sentido, la joven Carolina Mamaní resumió que la orden del Creador de la Bandera nacional “especificaba que la retirada debía dejar solo campo raso frente al enemigo, de modo de no facilitarle casas, alimentos, ganados, mercancías ni cosa alguna que le fuere utilizable. Los cultivos fueron entonces cosechados o quemados, las casas destruidas y los productos comerciales enviados a Tucumán”.

Continuó: “el rigor de la medida debió respaldarse con la amenaza de fusilar a quienes no cumplieran con la orden”.

Del Éxodo participaron aproximadamente 1.500 personas de un total de unas tres mil quinientas que se estima con la que contaba la ciudad y la jurisdicción de Jujuy. “Siguiendo las órdenes de Belgrano, los habitantes de Jujuy, a los que se le sumaron algunos refugiados procedentes de Tarija y Chichas, abandonaron sus hogares y arrasaron con todo lo que dejaban atrás. La población efectuó un largo trayecto de 360 kilómetros hasta Tucumán, en una vía paralela a la actual Ruta Nacional N° 34”.

Añadió que “la retaguardia del Éxodo partió desde Humahuaca el 21 de agosto dos días después ya se encontraba en cercanías de la ciudad de Jujuy. El Ejército del Norte también comenzó ese 23 de agosto –en horas de la tarde- y se arreó el ganado y se prendió fuego a las cosechas para retirar al enemigo. Belgrano fue el último en dejar la ciudad deshabitada, dejando la tierra arrasada”.

“El Éxodo fue un triunfo colectivo”

Tras el acto, la Secretaria de Asuntos Sociales destacó la unidad del pueblo jujeño y dijo que “el Éxodo fue un triunfo colectivo, un esfuerzo compartido por la gente de aquel tiempo que dejó todo atrás y que fue también la base de nuestra Independencia nacional”.

Agregó en el mismo sentido la profesora Gabriela Castillo que “fue un gran acto heroico del pueblo de Jujuy que siempre lo tenemos presente en todo el país y a lo cual hoy, junto a toda la comunidad de residentes, estamos acá recordando a aquellos que hicieron historia y a aquellos que día a día colaboran con la grandeza de nuestra ciudad como lo son los residentes jujeños de Río Grande”.

Destacó que la comunidad jujeña “está presente en cada uno de los eventos que organizamos porque tienen el desafío y crecen como organización precisamente para mantener viva esa cultura, el acervo que han traído a nuestra ciudad y que tienen que ver con sus raíces. Así que es algo que apoyamos desde este municipio y particularmente el intendente Gustavo Melella ha potenciado para poder acompañarlos y que hace que ellos puedan desplegar día a día ese tesoro que traen y que tiene que ver con su cultura”.

En tanto el presidente del Centro de Residentes Jujeños agradeció al Municipio “porque siempre nos están apoyando y asimismo a los medios de comunicación que siempre están difundiendo nuestras actividades institucionales, culturales, sociales y deportivas”.

Añadió: “nosotros hace ya casi 25 años que estamos constituidos y tenemos presencia como Centro acá en Río Grande y justamente nuestro estatuto dice que debemos compartir en la ciudad las tradiciones de la provincia de Jujuy y este acto no es solamente muy importante para los jujeños, sino para todo el pueblo argentino –desde La Quiaca hasta la Antártida- y creo que nuestra Independencia nacional nace en la Quebrada de Humahuaca donde comenzó el Éxodo Jujeño”.

Consideró que la enseñanza más importante que deja a la historia el Éxodo Jujeño “es el valor del pueblo, desde los más chicos hasta los ancianos que dejaron todo lo material y arrasaron con su propia tierra en un hecho doloroso para asegurar la Independencia de nuestra patria. El Pueblo jujeño se levantó y contribuyó a asegurar un país para los argentinos y gracias a Dios, hoy estamos izando la Bandera celeste y blanca en este suelo austral; bandera que fuera creada por el general Manuel Belgrano, promotor del Éxodo Jujeño”.