domingo 3 de marzo
de 2024

El ministro Aguad ratificó que se seguirá con la búsqueda  

z

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, expuso ante la comisión bicameral del Congreso que se conformó para hacer un seguimiento de la desaparición de la nave y de las 44 personas que estaban a bordo.  “No hay ningún buque de la Armada Argentina que esté capacitado para portar ese teledirigido, hay una sola embarcación del CONICET que podría utilizarse para ese fin, pero está en reparación hasta fines de junio”, explicó el funcionario.

Los familiares le reclamaron a Aguad un compromiso firmado que le ponga fecha a la contratación directa de esa tecnología para continuar con la búsqueda y le recriminaron que “en cuatro meses no se volvió a tener una sola novedad sobre el presunto accidente.

Además, le preguntaron por qué se envió a navegar a un submarino cuando “no se tienen los elementos para buscarlo” ante una tragedia y le cuestionaron que haya “utilizado la propuesta de una recompensa” por el hallazgo de la nave “en beneficio personal y del Gobierno”.

Visiblemente molesto, el ministro aseguró que el compromiso del Poder Ejecutivo “fue el de buscar” el ARA San Juan y ratificó que lo van “a seguir haciendo”, al tiempo que resaltó que es probable que los restos estén en alguna grieta del terreno ubicado debajo del mar, lo que dificulta el trabajo de los sonares.

Aguad comenzó con un resumen detallado de las tareas que se realizaron hasta el momento para dar con la embarcación y luego procedió a responder las preguntas de los familiares. Entre otras cosas, el ministro negó que el ARA San Juan haya circulado por zonas cercanas a las Islas Malvinas: “El punto más cercano por el que pasó fue a 100 millas náuticas, unos 185 kilómetros, de distancia”, detalló.

En tanto, precisó que, antes de desaparecer, el submarino realizaba tareas de patrullaje en la región conocida como Área Juliana, ubicado a la altura de Caleta Olivia, donde luego se lo buscó. Por otra parte, ratificó que los últimos datos que tienen de la embarcación corresponden a las comunicaciones que se establecieron por la mañana del 15 de noviembre, cuando el navío informaba incendios y se le ordenó regresar a Mar del Plata por la ruta que considere más adecuada.