jueves 30 de mayo
de 2024

El 4 de noviembre comienza el juicio por la toma de Casa de Gobierno

toma casa gobierno1

El Tribunal de Juicio resolvió citar para el 4 de noviembre a los 36 sindicalistas acusados por los incidentes protagonizados el 23 de mayo de 2013 en Casa de Gobierno cuando en su ingreso violento a Casa de Gobierno atacaron a policías y lesionaron a varios de ellos.

El juicio iniciará en noviembre y se presume que podría estar concluyendo recién en diciembre, teniendo en cuenta que además de los 36 imputados están citados de declarar en su condición de testigos, 63 personas que darán su versión de lo sucedido.

Cabe señalar que los acusados fueron procesados por el juez de instrucción Javier De Gamas Soler quien los consideró “prima facie” responsables de delitos de lesiones graves y leves, resistencia y atentado contra la autoridad, además de daños.

El juez los procesó por los hechos generados entre las 12 y las 13 del 23 de mayo, cuando una manifestación de docentes y camioneros violentó los accesos de la sede del Gobierno y atacó con golpes, patadas y mediante objetos contundentes, a los policías que ejercían la custodia del edificio.

Entre los casi 17 policías heridos, hubo dos que sufrieron lesiones graves. Uno de ellos presentó “edema pre auricular derecha, limitación de apertura bucal, contusión de codo y hombro derecho y contusión con excoriaciones en cara anterior del muslo izquierdo”. El segundo sufrió “traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento con posterior cefalea holocreaneana intensa”.

Tras conocerse la noticia, en la que tiene como imputados a los máximos integrantes del SUTEF, Raúl Arce y Horacio Catena, el sindicato emitió un comunicado en el cuál repudió la citación a juicio. En un comunicado el gremio señaló: “En plena transición de Gobierno, llevan a juicio aquellos que obstinadamente se opusieron al ajuste sobre los trabajadores en Tierra del Fuego, aquellos que se opusieron a la quita de derechos laborales que quería imponer el Gobierno saliente, aquellos que hoy resisten el ajuste en el IPAUSS que quiere imponer el Gobierno entrante”.