viernes 21 de junio
de 2024

Durante la madrugada la Policía detuvo a referentes de la unión de gremios

gremial

Durante la madrugada, la Policía procedió a la detención de José Gómez, de la Asociación Fueguina de Empleados Públcios, Roberto Camacho de la CTA y Horacio Gallegos del gremio municipal de SOEM; por los violentos hechos que ocurrieron en Ushuaia, en el acto en homenaje a los caídos en el hundimiento al Crucero ARA General Belgrano. Durante los incidentes fue atacado el Vicegobernador y hubo rotura de un patrullero de la Policía.

La detención de los gremialistas nombrados, se produjo en horas de la madrugada y despertó el alerta de la unión de gremios que convocó a una concentración a todos los trabajadores en el acampe que está ubicado frente a Casa de Gobierno, en el caso de Ushuaia. En tanto, en Río Grande, la concentración de los sindicalistas será en Don Bosco y Alberdi, en la delegación del Ministerio de Educación.

Los hechos violentos y la detención de los sindicalistas, podría ser un condicionante a la hora de la reunión de la comisión de seguimiento de las leyes de emergencia de la seguridad social, que está pautada para las 10:00, en la sede de la Asociación Trabajadores del Estado, en la localidad de Tolhuin.

La violencia desatada por los gremialistas, en un acto tan sensible como el recuerdo de los muertos en el hundimiento del Crucero Belgrano, fue repudiado por todos los sectores políticos y resultó un hecho vergonzoso, en medio de una fuerte cuestionamiento que existe sobre la metodología de protesta que han adoptado algunos de los referentes de los gremios que se niegan a entablar un diálogo con el Gobierno.

Parte oficial de un herido

A raíz de lo incidentes registrados durante el Acto en Conmemoración del Hundimiento del Crucero Belgrano, desde el Ministerio de Salud se informó que en el Hospital Regional Ushuaia fue ingresado Facundo Viana Rodríguez, quien al momento de ser revisado presentaba un trauma leve en el cráneo, con escoriación y hematoma frontal medial de 2 X 2 cm, comúnmente llamado “raspadura”, sin lesiones óseas.

Luego de la revisión, se le practicaron radiografías de la zona afectada que confirmaron el primer diagnostico. Según indica el parte médico, se le recetaron analgésicos, y tras menos de una hora de su ingreso al nosocomio, pudo retirarse por sus propios medios.