viernes 19 de julio
de 2024

Descubrimiento de una placa y recorrida de las flamantes instalaciones

recorre laboratorio1

Luego del descubrimiento de una placa y el corte de cinta que dejó inaugurado oficialmente el Laboratorio del Fin del Mundo, las autoridades nacionales y provinciales recorrieron las instalaciones, donde visitaron el sector de producción.

El Laboratorio del Fin del Mundo, que recientemente fue habilitado por la ANMAT para la producción de medicamentos y cuenta con el apoyo de la ANLAP, ha firmado un acuerdo de transferencia de tecnología con Bristol Media Squid para la producción del antirretroviral atazanavir 300 miligramos con el objetivo de abastecer las necesidades de los pacientes del Programa Nacional de VIH del Ministerio de Salud de la Nación.

Las autoridades nacionales y provinciales recorrieron las instalaciones, donde visitaron el sector de producción que cuenta con áreas de acondicionamiento secundario para el etiquetado, estuchado codificado y trazabilidad, y la sala de control microbiológico.

Los funcionarios estuvieron acompañados por el ministro de Salud de la provincia, Guillermo Ruckauf y el titular del Laboratorio del Fin del Mundo, Carlos López. Mientras que por parte de la cartera sanitaria nacional también participaron el secretario de Coberturas y Recursos de Salud, Luis Giménez y el titular de la ANLAP, Adolfo Sánchez de León.

El Laboratorio del Fin del Mundo es una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria (SAPEM) cuyo objetivo es generar capital social a través de la producción de medicamentos de alto valor agregado. Con una inversión cercana a los 40 millones de pesos para su instalación y desarrollo, se ha generado un laboratorio de control de calidad de alta tecnología y un espacio para producción de características únicas en la Patagonia Sur.

Desde diciembre de 2017 ha obtenido la certificación de ANMAT para sus actividades y actualmente se está trabajando en la certificación ISO 9001.

 

Visita a centros de salud

Cabe indicar que previo a la inauguración, el ministro Rubinstein y la gobernadora Bertone visitaron el nuevo centro de salud Nº 8 del barrio Río Pipo y el centro de salud Nº 3. En el primer centro de salud el ministro se interiorizó sobre el funcionamiento de los distintos servicios que cuentan con un staff de 3 médicos de familia, 1 agente sanitario, y atienden las especialidades de pediatría, cardiología y están prontos a incluir el servicio de odontología.

En tanto, durante la recorrida del el centro de salud Nº 3 el funcionario nacional después de saludar al equipo de salud, se interiorizó por el trabajo que desde hace dos años viene desarrollando la provincia sobre historia clínica electrónica que actualmente tiene interconectada a todos los centros de salud y hospitales de Tierra del Fuego.

Hasta el momento, le explicaron a Rubinstein, para lograr esta interconexión el sistema provincial ha logrado la codificación de los estudios de laboratorio, rayos, cardiología, los informes de los pacientes ambulatorios, los que ingresan por guardia y la facturación. Mientras que el próximo paso consistirá en incluir dentro del sistema toda la información de internaciones, farmacia y firma digital.